Alternativas más recomendables para climatizar tu piscina

153

A la hora de elegir la opción más adecuada para climatizar nuestra piscina, lo primero que debemos determinar es que es lo que pretendemos conseguir. Como es lógico, también tendremos que determinar el presupuesto con el que contamos.

alternativas-climatizacion-piscinas

Contamos con las siguientes opciones a tener en cuenta:

a) Aumentar la temperatura del agua solo durante la temporada habitual de baño (2-3 meses).
b) Alargar la temporada de baño a 5 ó 6 meses.
c) Poder utilizar la piscina todo el año.

a) Para la primera alternativa, donde únicamente buscamos subir la temperatura de agua durante la temporada, quizás nos baste con sistemas de cubierta (cobertor solar, cubierta baja o cubierta elevada). Habitualmente no serán necesarios sistemas de calefacción específicos. Dentro de las alternativas, los cobertores solares serán la alternativa más económica y las cubiertas, sean bajas o elevadas, tendrán un importe superior, aunque también nos facilitan una mayor seguridad en nuestra piscina. Otra opción también a valorar son las llamadas cubiertas automáticas o de persiana, las cuales nos permiten, igual que los cobertores solares, mantener o incluso aumentar la temperatura del agua de manera puntual, pero también actúan como cubiertas de seguridad de la piscina.

b) En el caso de que lo que busquemos sea alargar la temporada, deberemos elegir entre los diferentes sistemas de calefacción. Los calentadores eléctricos y los intercambiadores de calor suelen ser los más económicos en cuanto a su compra e instalación. Por el contrario, su consumo es mucho más elevado que el de las bombas de calor, cuyo precio inicial sí es más elevado. El elegir unos u otros dependerá de la intención del propietario. Desde luego, si nos planteamos el climatizar la piscina para utilizarla durante varias temporadas, el desembolso inicial de una bomba de calor será amortizado rápidamente gracias a su mínimo consumo.

Otra opción son los paneles solares, quizás de mayor dificultad de ubicación e instalación, con un precio normalmente más elevado, pero eso sí, sin ningún consumo añadido.

Tampoco debemos obviar que por ejemplo, el completar el uso de un sistema de calefacción con un cobertor solar nos dará un mayor rendimiento si cabe e incluso nos hará disminuir el consumo.

c) Cuando lo que queremos es poder utilizar la piscina durante todo el año, lo habitual es conjugar diferentes alternativas de calefacción y cubierta, para conseguir un resultado óptimo. Se dan casos en los que por ejemplo, el propietario de una piscina decide equiparla con una cubierta, una bomba de calor y un calentador eléctrico. De este modo utilizará todo el tiempo que le sea posible la bomba de calor (así reduciremos el consumo) y cuando la temperatura ambiente ya no permita un perfecto funcionamiento, utilizará el calentador eléctrico (un mayor consumo, exclusivamente cuando resulte necesario).

De cualquier manera, no olvides realizar un estudio pormenorizado de tu caso a través de un profesional competente, para buscar así la mejor alternativa. E igualmente, deja que la instalación corra a cargo de los profesionales, ellos conseguirán optimizar los recursos para un resultado perfecto.

Imágenes de www.vegametal.com

¿DÓNDE COMPRAR?

Poolaria