Intercambiadores de Calor por placas

378

Son los más extendidos en la industria y en la calefacción doméstica. La climatización de las piscinas se puede realizar a través de intercambiadores de calor de placas.

intercambiadores-de-calor-por-placas

Características:

  • Fabricadas con material (titanio) que soporte las agresiones químicas del agua de la piscina.
  • Los intercambiadores de acero inoxidable no son recomendables para su uso en piscinas.
  • Es muy importante respetar al máximo las indicaciones del fabricante respecto al caudal de agua que debe circular por su interior ya que un caudal demasiado elevado podría no recoger la totalidad del calor y además dañar el interior por un exceso de fricción. Por otro lado si el caudal es muy bajo, se estaría desaprovechando energía que no es transferida a la piscina.
  • En general los intercambiadores de placas utilizan un caudal muy bajo en el circuito de agua de piscina, entre los 1,5m3/h y los 8m3/h. Esto obliga a instalar un caudalímetro para garantizar que está circulando por el interior tan solo la cantidad de agua necesaria.

Funcionamiento:

El sistema consiste en un grupo de placas metálicas a las que se les ha dado un relieve especial. De manera que cuando se ponen juntas unas con otras, quedan unos huecos por donde pasan en sentido contrario los fluidos que aportan y reciben el calor. Por un lado el agua de la piscina y por otro lado el agua de una caldera, circuito de energía solar o bomba de calor.

Ventajas:

  • Son capaces de transferir calor incluso con baja temperatura del circuito primario de calefacción.
  • Son especialmente interesantes para utilizarlos con fuentes de calor que no alcancen altas temperaturas como bombas de calor geotérmicas o bombas de calor refrigeradas por aire.
  • Adecuados para instalaciones de energía solar térmica donde se puede tener una amplia gama de temperaturas procedente de los paneles en función de la hora y el día.

¿DÓNDE COMPRAR?

Poolaria